¿CONSCIENTES…?

¡Ay, seres hermosos, frágiles, rotos, necesitados de amor y por lo mismo, bellí­simos!, emplead -“empleemos-“ la energía en hacernos conscientes del gesto! ¿Dónde estamos cuando estamos?, ¿Dónde al hablar?, ¿Dónde al mirar?, ¿Dónde al dar la mano? Porque resulta que nada es inocente. Se nos sale -“nos salimos en-“ el afán, la demostración, la competitividad en toda réplica emitidaSigue leyendo «¿CONSCIENTES…?»

AMOR con mayúsculas

UNA HISTORIA. «Mis padres vivieron 55 años casados. Una mañana, mi mamá bajaba las escaleras para prepararle a papá el desayuno, sufrió un infarto y cayó. Mi padre la levantó como pudo y, casi a rastras, la subió a la camioneta. A toda velocidad, sin respetar semáforos, la condujo hasta el hospital.Cuando llegó, por desgracia,Sigue leyendo «AMOR con mayúsculas»

Temía estar sólo

Temía estar solo…hasta que aprendí a quererme a mí mismo. Temía fracasar… hasta que me di cuenta que únicamente fracaso cuando no lo intento. Temía lo que la gente opinara de mí…hasta que me di cuenta que de todos modos opinan. Temía que me rechazaran… hasta que entendí que debía tener fe en mi mismo. Temía al dolor…hastaSigue leyendo «Temía estar sólo»

Ven, te presto mis zapatos

❝ Ven….te presto mis zapatos…para que te sumerjas a jugar un rato…en las mismas aguas donde yo me ahogué. Ven…te presto mis zapatos…para que camines mi vereda andaday tal vez puedas comprender. Ven…te presto mis zapatos…vive lo que yo he vivido…y dime si aún te molesta mi proceder. Ven…ponte mis zapatos…siéntete como me he sentido…ySigue leyendo «Ven, te presto mis zapatos»