Y que al despertarte

Dice una antigua plegaria hebrea: “Que tus despertares te despierten . Y que al despertarte, el día que comienza te entusiasme. Y que jamas se transformen en rutinarios los rayos del sol que se filtran por tu ventana en cada nuevo amanecer. Y que tengas la lucidez de concentrarte y de rescatar lo más positivoSigue leyendo «Y que al despertarte»

SOBRE LA FELICIDAD

SOBRE LA FELICIDAD – Eduardo Galeano. “Nos convencemos a nosotros mismos de que la vida será mejor después de casarnos, después de tener un hijo y entonces después de tener otro. Entonces nos sentimos frustrados porque los hijos no son lo suficientemente grandes y que seremos más felices cuando lo sean. Después de eso nosSigue leyendo «SOBRE LA FELICIDAD»

TE PRESTO MI CUERPO…

TE PRESTO MI CUERPO… Cuando me llames floja, cuando me llames exagerada, Cuando pienses que soy negativa, cuando digas que no puede doler tanto. Cuando te desesperes de no verme sonreír. Cuando no entiendas porque no puedo dormir. Cuando quieras llevarme a otro médico más y yo me niegue. Cuando me veas acostada sin ganasSigue leyendo «TE PRESTO MI CUERPO…»

Ética y vergüenza

ÉTICA Y VERGÜENZA En una carrera, el deportista Abel Mutai representante de Kenia, estaba a solo a unos metros de la línea de meta, pero se confundió con la señalización y se detuvo pensando que ya había completado la carrera. El deportista español, Iván Fernandez, estaba justo detrás de él y al darse cuenta deSigue leyendo «Ética y vergüenza»

Mujeres de mi linaje

Mamá/Mujer Cuando una hija solo ve en su madre a una madre. En sus abuelas solo ve abuelas… está lejos de poder sanar su historia y construir una vida plena y dichosa. Para sanar y reconocerte  se necesita que veas a las mujeres de tu linaje cómo mujeres; más allá de sus roles asignados. Imagínalas de niñasSigue leyendo «Mujeres de mi linaje»

Me disfracé de recuerdo

TE DIGO UN SECRETO? No morí, simplemente me disfracé de recuerdo para anidar por siempre en tu alma, me convertí en un adiós, en ausencia presente, en presencia ausente… Mi partida estaba tatuada en el sendero de mi vida. Nuestro encuentro y nuestro adiós sólo es parte de una bendita coincidencia de nuestros ciclos, debidamenteSigue leyendo «Me disfracé de recuerdo»