Hablaba con papá.

– Hijo… ¿Que tienes?

Sale el padre por la puerta de la casa… Mientras que en su mano derecha tenía una taza de té caliente.

– nada… 

Responde Marcus mientras que sentado en las escaleras frente de su casa, se pasaba las manos por la cara secando sus lágrimas. El padre solo se sentó junto a él y tomó un sorbo de la taza con té.

– hijo… Puedes confiar en mí.

Decía mientras pasaba la taza de té a su mano izquierda y colocaba su mano derecha en el hombro de Marcus.

– solo quería pedirte que me perdonaras, no fui lo mejor para ti y lo más probable es que jamás lo sea.

El padre de Marcus coloca la taza de té en las escaleras, y de inmediato abre sus brazos, rodeando a Marcus dándole un fuerte abrazo. Marcus de repente empieza a llorar.

– te extraño… ¡Te extraño tanto papá! Perdóname por favor. Solo quiero que vuelvas.

De repente sale la madre de Marcus.

– hijo… ¿que sucede?.

Decía la madre un poco preocupada y con los brazos cruzados.

– ¿con quién hablas?

Una gota de lágrima sale del ojo derecho de la madre.

– con papá, mamá… hablaba con papá.

La madre no pudo contener el llanto, y se agachó a abrazarlo.

– no puede ser hijo… El ya está muerto.

– él estuvo aquí mamá… Pude sentirlo y escucharlo… Me pude despedir y me perdonó.

Se levantaron y entraron a la casa.

Mientras que en las escaleras, quedaba humeando la taza de té.

AUTOR: Samuel Suárez  👇https://www.facebook.com/16SamuelSuarez/

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: